Saltar al contenido

La Reputación como herramienta para el Crecimiento Personal

Tabla de contenido

Mucho se habla de la construcción de una Reputación de excelencia y de cómo esta puede afectar a las personas positiva o negativamente en el mundo laboral.

Sin embargo, poco se toma en cuenta el hecho de que la construcción de una buena Reputación es algo que requiere trabajo personal y disciplina, y por lo tanto esta se convierte en una herramienta para ser mejor la reputación personal y laboral van de la mano.

Y para ser exitoso en el trabajo o los negocios, hay que hacerse una persona exitosa.

¿Cómo se construye una buena reputación?

La buena Reputación no se trata de una casualidad, se trata de una mezcla de trabajo duro con principios, oportunidad, comunicación asertiva, entre otros aspectos.

La construcción de una buena Reputación inevitablemente viene aunada a trabajo de crecimiento personal y el proceso para construirla, y tenerla, debería ser considerado una herramienta, una oportunidad.

El concepto de Reputación que se expone en diccionarios dicta que se trata de la opinión que se tiene de algo o alguien, por tanto, aunque no debería vivirse sometido a la opiniones de los demás, cabe hacer excepciones y asegurarse de mostrar al mundo lo mejor de nosotros, puesto que esto nos asegurará tener mayores oportunidades en muchos aspectos, laborales y personales.

¿Cómo esta se vincularía al crecimiento personal?

Es imprescindible que las acciones de una persona con buena Reputación sean consecuentes con lo que expone sobre sí mismo.

Para obtener una buena Reputación una persona debe, preferiblemente, proyectarse coherentemente, con una actitud responsable, equilibrada, honesta, comedida y trabajadora, entre otras virtudes.

La construcción de la Reputación requiere disciplina y entusiasmo, además de una buena actitud ante las personas y su comunidad.

Es importante recordarse constantemente cuán difícil es conseguir una buena imagen, respeto, prestigio y credibilidad, y cuán fácil es que este esfuerzo se pierda, con tan solo compartir contenido ofensivo o inapropiado o tomar acciones que vaya en contra de lo que se quiere exponer.

Por tanto, vale la pena cuidar lo que se dice y cómo se dice y lo que muestra sobre sí mismo al mundo porque todo esto afecta directamente a la construcción de su Reputación, por lo tanto conviene genuinamente trabajar en ser más proactivo, positivo, respetuoso, generoso, entre otras cualidades importantes para un desarrollo social y laboral óptimo.

Conclusión

Dada esta premisa, como se mencionó anteriormente, trabajar en obtener una buena imagen y Reputación es una oportunidad de convertirse en una nueva y mejor versión de sí mismo.

Todo esto, más allá de proporcionar un mejor estatus y oportunidades laborales también significa que, de la mano, habrá crecimiento personal y posiblemente la construcción de nuevos proyectos y formas de pensar que le ayudarán a alcanzar el éxito.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *