Saltar al contenido

Cómo evitar que sus hijos estén expuestos a la pornografía infantil en línea

Tabla de contenido

Actualmente existe muchísimo contenido disponible en línea que puede ser puente para que sus hijos se re-direccionen a páginas web fraudulentas.

Es por esto que los menores pueden ser víctimas de redes maliciosas de pornografía infantil, bien sea a través del robo de identidad o de información privada, o siendo víctimas directas de algún pedófilo que les acose.

Cualquiera que sea el caso, es un pesadilla y un gran peligro para la seguridad física y psicológica de sus hijos.

De igual importancia hay que ser sumamente cuidadosos con el tema y poner especial atención a ciertas limitaciones y reglas que los niños deberían cumplir para estar en línea.

Tenga en cuenta que la mejor forma proteger a sus niños es por medio de la prevención y concientización, haciéndoles saber, con mucho cuidado al tocar los temas, que es peligroso estar en línea si no se siguen ciertas reglas.

Por ejemplo, no relacionarse con extraños a través de Internet, algo que por desgracia ocurre muy a menudo.

Desgraciadamente, incluso el campo de los video juegos está minado de este tipo de contenido inapropiado.

Realidad latente

La pornografía infantil es una realidad, nos guste o no, y sus redes crecen cada día más gracias a que también las nuevas tecnologías facilitan su difusión.

Es común que en la Dark Web se consigan páginas en las que se comercia este tipo de contenido, que es explícitamente sexual o violento e involucra a menores de edad.

Por desgracia, son miles los usuarios interesados en comprarlo, haciéndolo un negocio muy lucrativo.

Dado a que se trata de material ilegal, sus costos suelen ser muy elevados.

Las siguientes son algunas recomendaciones básicas para evitar lo más posible que sus hijos se vean afectados, o que sean vulnerables a éste tipo de criminales y delitos a través de la web:

1. Comunicación:

Asegúrese de establecer un ambiente de confianza y camaradería entre usted y sus hijos, para que siempre sientan confianza de acudir a usted a tocar todo tipo de temas, incluso aquellos que le puedan resultar incómodos.

2. Normas:

Sus hijos tienen que estar conscientes de que hay reglas que seguir para estar en Internet. Cuáles páginas puede visitar y cuáles no.

Pero más allá de aplicar una lista de normas, es importante crear consciencia, dar paso a la aclaratoria de dudas y conversar con sus hijos sobre estos temas. 

Además, protegerlos del acceso a la pornografía, pero también que sean víctimas de esta, así que es relevante enseñarles lo peligroso que es acceder a ese tipo de páginas.

3. El computador a la vista:

Asegúrese de que la computadora este colocada de una forma que usted pueda tener a la vista, de forma respetuosa, el contenido que sigue su hijo. 

Así, también estaría evitando que sus niños utilicen inapropiadamente dispositivos como la webcam.

4. Establecer un horario:

Entre las reglas que se deben cumplir está el horario.

Procure que su hijo utilice la computadora en un horario en el que usted también pueda estar disponible para supervisarlo. 

Tenga en mente que el uso excesivo del computador es algo que también puede afectar psicológicamente a sus niños, por tanto, intente generar un ambiente familiar de confianza y afecto y menos uso de dispositivos. 

Mientras más tiempo pase su hijo en línea, aumenta el riesgo de que su navegación lo lleve a redes peligrosas.

5. Redes sociales con cuidado:

Si su hijo ya está en una edad en la que siente curiosidad por el uso de redes sociales, enséñele que debe tener muchísimo cuidado con el tipo de información que comparte, por ejemplo, lugares que frecuentan (como el colegio), imágenes, entre otras cosas. 

Desgraciadamente, también los padres pueden caer en esta práctica sin darse cuenta, al publicar imágenes que pueden parecer inocentes, pero que resultan útiles para la base de datos de pedófilos. 

Siempre evite publicar imágenes de su familia que más adelante pudieran ser sacadas del contexto original.

6. Conocer a los amigos de sus hijos:

Tenga en cuenta quiénes son los otros niños que sus hijos frecuentan, y quiénes son sus padres y allegados. Esté atento a qué clase de contenido publican estos niños; también así podrá saber cuándo su hijo esté hablando con nuevas personas.

7. Conocer las claves:

Algunos padres, con el fin de proteger a sus niños, tienen derecho al acceso a sus claves de correo electrónico, páginas web o redes sociales, siempre respetando sus opiniones, pero teniendo en cuenta que la ley, más específicamente, en el caso de Colombia, lo avala. 

Sin que esto suponga una violación a la intimidad del menor.

8. Control Parental:

Tome en cuenta que las nuevas tecnologías también ofrecen soluciones para este tipo de problemática, por lo que resulta conveniente informarse sobre cuáles filtros se pueden colocar para limitar el contenido que sus hijos pueden ver en la web

lgunas apps que podrían ayudarle son: Protectio, Google Safe Search, K9 Web Protection, entre otras.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *